Grupo DRV Phytolab 902 10 00 21

La guía definitiva (¡y fácil!) para hidratar la piel en invierno

Hidratar la piel en invierno

Sumergidos de lleno en el invierno, es hora de tomar acción. ¿Notas la piel del cuerpo tirante o seca? ¡No hay excusas! Hoy te damos las claves para hidratar la piel en invierno de forma correcta.

Hidratar la piel en invierno es clave para no sufrir las consecuencias de la falta de agua. Sequedad, tirantez, descamación… Hoy te contamos cómo evitar estos molestos síntomas, con algunas claves definitivas y los errores más frecuentes. ¡Toma nota!

#1. Duchas más cortas

La ducha diaria es la que más sequedad produce en la piel. Y es que, tras un día de soportar bajas temperaturas, el cuerpo nos pide una larga ducha caliente. Sin embargo, los expertos aseguran que este hábito, sobre todo cuando el agua está muy caliente, puede dañar la barrera natural cutánea. Y si además, el rato que pasamos bajo la ducha es excesivamente largo, los aceites naturales de la piel, que cumplen una función protectora, pueden dañarse. Por tanto, para contribuir a hidratar la piel en invierno, tu momento ducha del día no debería alargarse más de 10 minutos.

#2. Utiliza sólo productos adecuados

Recuerda que, si no los eliges de forma adecuada, los cosméticos también pueden contribuir a la sequedad de la piel. Utiliza sólo cosméticos con un pH equilibrado. Además, en el caso de la exfoliación, lo mejor es reducir su frecuencia durante el invierno, para evitar daños adicionales.

#3. Hidrata de forma adecuada

Cuando seques tu piel, ya sea la del cuerpo o la del rostro, recuerda hacerlo a base de pequeños toquecitos, en lugar de frotar con la toalla. Después, utiliza cremas adecuadas a tu piel, según sus necesidades. Si tu tendencia es tener la piel seca, es mejor que utilices cremas más densas. Recuerda: para el rostro, utiliza SIEMPRE cremas con protección soltar.

#4. ¿Qué otras cosas puedes hacer?

Aquí van otros tips si quieres hidratar la piel en invierno de forma correcta. Si trabajas en un ambiente muy seco, puedes tener cerca de ti un humidificador. ¡Sácale todo el partido utilizando aceites esenciales con propiedades humectantes! Por otro lado, bebe mucha agua y toma alimentos ricos en antioxidantes.

¡Síguenos en Instagram!

Mónica Gallego
No Comments
Leave a Comment: