Grupo DRV Phytolab 902 10 00 21

Lo que comes se refleja en ti: Dieta para la salud de la piel

La salud de la piel

La alimentación no sólo es nuestra «gasolina», también es crucial para la salud de la piel

Los alimentos que tomamos pueden tener una gran repercusión en la salud de la piel y en el aspecto del cutis. Es importante que tengas claro qué alimentos pueden estar perjudicándote, y cuales pueden ayudarte. Si tu dieta es correcta, podrás conseguir que la juventud y la energía se reflejen 100% en tu piel. Hoy te damos las claves.

Cítricos, fruta y pimientos

Los alimentos ricos en vitamina C son perfectos para la piel, por el poder antioxidante de esta vitamina. Si quieres saber más sobre su importancia, te recomendamos leer este post.

Salmón, huevos y lácteos

Estos alimentos contienen vitamina D, de alto poder nutritivo. Es buena para sintetizar el calcio y mantener los huesos fuertes. Recuerda: una pérdida de masa ósea puede contribuir directamente a la flacidez en la piel. El salmón, además, tiene Omega 3, un poderoso ácido graso que también favorece el mejor aspecto del cutis.

Frutos del bosque

Arándanos, moras y fresas son una gran fuente de antioxidantes. ¡Incorpóralos a tu dieta como snacks!

Tomates

Algunos alimentos, como los tomates, son ricos en betacaroteno. El betacaroteno potencia la melanina y por tanto, nos protege del sol y además hace que nuestro bronceado sea mucho más saludable y bonito.

Agua

El agua es esencial para la salud de la piel. Como pauta general, debería beber 2 litros al día. Puedes añadir rodajas de fruta o infusiones, por si te cuesta mantener la rutina. Gracias al agua, tu piel se mantendrá hidratada también por dentro y favorecerás la eliminación de toxinas.

Cosas a evitar

Para conservar la salud de la piel, es importante que te plantees reducir al máximo o eliminar de tu dieta ciertos alimentos. La sal, por ejemplo, favorece la retención de líquidos y puede hacerte sentir hinchada o que tu circulación no funcione correctamente. Además, hace que bolsas y ojeras se formen con más facilidad. Los alimentos fritos están repletos de ácidos grasos que provocan la acción descontrolada de radicales libres. Por su parte, el alcohol, puede contribuir a la deshidratación de la piel y a su pérdida de luminosidad.

¿Todavía no nos sigues en Instagram?

Mónica Gallego
No Comments
Leave a Comment: