Grupo DRV Phytolab 902 10 00 21

Alerta carbohidratos: ¿son todos malos?

Carbohidratos: ¿amigos o enemigos? Nosotras lo tenemos claro, depende de qué carbohidratos. Durante años, hemos escuchado que para bajar de peso, es necesario reducirlos, ¿pero es necesario quitarnos todos? ¡Resulta que hay algunos que podemos mantener! Y que además, tienen muchísimas propiedades beneficiosas. ¡Hoy te hablamos de ellos!

Carbohidratos, ¿buenos o malos?

Deja atrás los mitos. Existen los carbohidratos buenos y los carbohidratos malos. Por ejemplo, los alimentos procesados ricos en azúcar y los granos refinados son poco sanos y en exceso, pueden hacerte engordar. Sin embargo, por otro lado tenemos los carbohidratos buenos: alimentos integrales y riquísimos en fibra que nos aportan importantes nutrientes. Y es que, a pesar de que una dieta reducida en carbohidratos es buena para muchas personas, esto no quiere decir que debamos eliminarlos por completo de nuestra lista.

Harina de avena

Este alimento tiende a eliminarse de las dietas cuando hay que recortar en carbohidratos. Sin embargo, hay expertos que son gran defensores de este tipo de harina, al ser un carbohidrato complejo (también conocidos como «buenos»). Es decir, además de saciarte, tu metabolismo trabaja para procesarlo y por tanto, favorece la quema de grasas en el proceso.

Quinoa

La quinoa es una semilla nutritiva que se prepara y se come como un grano. Nos aporta carbohidratos, pero también proteínas y fibra. La quinoa además es rica en minerales y sustancias vegetales y tiene la propiedad de controlar los niveles de azúcar en sangre.

Cebada

La cebada es un alimento super saciante, es decir, que elimina la sensación se hambre. Es por ello uno de los alimentos estrella para incluirlo en la dieta sin ningún remordimiento.

Palomitas

¿Tienes antojo de patatas fritas? Un estudio reciente ha comprobado que la capacidad de saciar de las palomitas, frente a la de otros snacks, es mucho mayor. Así que, recuerda, si te ves tentada… ¡Apuesta por ellas!

Linaza

La linaza lleva utilizándose desde hace siglos. El motivo es que contiene grandes cantidades de fibra y son una fuente muy rica de Omega 3. Agregándola a batidos, yogur, cereales y otros productos horneados, podrás beneficiarte de sus increíbles propiedades, entre las que se encuentran la salud cardíaca y aliviar los síntomas de la menopausia, entre otros.

¿Todavía no nos sigues en Instagram?

Mónica Gallego
No Comments
Leave a Comment: