Grupo DRV Phytolab 902 10 00 21

5 claves para ser constante al hacer deporte

Somos muchas las que, queriendo hacer deporte, nos apuntamos al gimnasio y, al cabo de los meses, tiramos la toalla. Y es que la pereza o la falta de tiempo, influyen directamente en nuestro propósito de hacer ejercicio. ¿Pero son estos motivos realmente de peso para abandonar o simplemente nos sirven como excusa? Hoy te damos algunas claves para que, pase lo que pase, seas constante en tu rutina fitness y consigas asentar el hábito del ejercicio en tu vida. ¡Atenta!

No hagas deporte a diario

Hay mucha gente que se apunta al gimnasio para hacer deporte y, al principio está tan motivado, que empieza yendo todos los días. El problema es que la forma física no siempre acompaña. Por ello, esos primeros días que nos tomamos con intensidad coinciden con un montón de agujetas y malestar. Esto provoca que la motivación descienda a un ritmo vertiginoso y que nos den más ganas de abandonar que de continuar. Sin embargo, no nos damos cuenta de que nuestro error es de base: pasar de no hacer ejercicio a hacerlo diariamente es casi un suicidio deportivo. Lo mejor es, al principio y para asentar el hábito, hacer 45 minutos de ejercicio tres veces a la semana durante un mes.

Metas cortas y alcanzables

Procura que los objetivos que te marques, sobre todo al principio, no sean demasiado ambiciosos. Esto no quiere decir que no puedas tener una gran meta a largo plazo, pero sin duda, te sentirás mucho más motivada si conviertes ese gran objetivo, en pequeños objetivos que pueda cumplirse por etapas. Si, además, cuando consigas una parte pequeña de ese gran objetivo te concedes pequeñas recompensas, ¡mucho mejor!

Elige bien tu deporte

Elegir un deporte adecuado a nuestras necesidades (y también a nuestras limitaciones) es fundamental para que al segundo día no hayamos abandonado. Realizando una actividad física acorde a esto, contribuirá a que nos sintamos más motivados. Para encontrar tu actividad ideal, prueba diferentes cosas o pide asesoramiento de un entrenador profesional o en el gimnasio en el que estés apuntada. ¡Seguro que no te arrepientes!

No hace falta un gym

Actualmente hay una tendencia, cada vez más fuerte de hacer deporte por cuenta propia, al aire libre o en casa. Salir a correr o a caminar, hacer sentadillas o abdominales o practicar yoga, pueden ser actividades a realizar con un poco de espacio en el salón de casa. El entrenamiento virtual, a través de vídeos colgados en la red, también es una tendencia en alza.

Evita las malas compañías

Inevitablemente, si buscas resultados en tu rutina fitness, también tienes que vigilar lo que comes. Los snacks salados, por ejemplo, están prohibidos porque aportan una media de 500 calorías por cada 100 gramos. Los refrescos, aunque sean light, son ricos en ácido fosfórico y reducen la absorción de calcio. Por otra parte, pueden acelerar los procesos de descalcificación y provocando lesiones. El azúcar blanco, al ser un carbohidrato sencillo, se absorbe rápido y provoca subidones que pueden desencadenar en hipoglucemias. ¡Cuidado!

¿Todavía no nos sigues en Instagram?

Mónica Gallego
No Comments
Leave a Comment: